CIRUGÍA TRANSANAL MÍNIMAMENTE INVASIVA (TAMIS): TRUCOS Y DETALLES TÉCNICOS

Zahira Gómez Carmona1, Alejandro Romero de Diego1, Luis María Merino Peñacoba1, Francisco Blanco Antona1, Andrea Vázquez Fernández1, Beatriz de Andrés Asenjo1, Elvira González Obeso2, Juan Pablo Beltrán de Heredia1.

1 Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo. Hospital Clínico Universitario, Valladolid. 2 Servicio de Anatomía Patológica. Hospital Clínico Universitario, Valladolid.

Correspondencia: arihaz88@gmail.com (Zahira Gómez Carmona).

Rectal neoplasms, rectal surgery, minimally invasive surgical procedures, laparoscopy.

 

Introducción: La cirugía transanal mínimamente invasiva (TAMIS), se postula como una alternativa atractiva al abordaje endoscópico transanal (TEM) en un esfuerzo de superar las barreras que han impedido su adopción por parte de numerosos centros desde su descripción inicial hace más de 30 años. La técnica tiene la ventaja de usar los conceptos básicos y el instrumental de la cirugía laparoscópica convencional, no necesitando inversión en instrumental específico y resultando por tanto accesible a cirujanos colorrectales familiarizados con la cirugía laparoscópica y de puerto único.

Material y métodos: Video realizado a partir de la experiencia en los últimos dos años en la técnica TAMIS en la Unidad de Coloproctología del Hospital Clínico Universitario, Valladolid. El pneumorrecto se establece con CO2. Empleamos tres trócares de 10 mm, dos de trabajo y uno para la óptica. Se marca la mucosa a un centímetro de la lesión con monopolar con margen oncológico. Se realiza resección de espesor completo y se cierra el defecto rectal en todos los pacientes.

Resultados: 21 pacientes entre febrero de 2014 y octubre de 2016, edad media = 73 años. Distancia media de la lesión al margen anal fue de 7cm; con un tamaño medio de 3-4 cm. Resección RO= 88%. Tiempo quirúrgico medio = 113 minutos. Las complicaciones durante el postoperatorio inmediato fueron leves (Clavien-Dindo I). Estancia media= 5 días. Seguimiento medio= 518 días. No hubo repercusión funcional en la continencia ni recidivas al final del seguimiento.

Conclusiones: La cirugía transanal mínimamente invasiva (TAMIS) ha demostrado ser un procedimiento seguro y reproducible con una curva de aprendizaje relativamente corta en manos de cirujanos colorrectales laparoscopistas avanzados. La estandarización de la técnica beneficia su implementación, manteniendo los principios oncológicos y garantizando su baja morbilidad frente a otros procedimientos más radicales.

 

Trabajo completo