RESECCIÓN INTRAGÁSTRICA DE PÓLIPOS SUBCARDIALES POR PUERTO ÚNICO

Raquel Sánchez Santos1,2, Iván Domínguez Sánchez1, Sonia González Fernández1, Antonia Brox Jiménez1, Esther Mariño Padin1, Agata Rial Duran1.

1Servicio Cirugía General y Digestiva. Complejo Hospitalario y Universitario de Pontevedra, Pontevedra, España. 2 Instituto de Investigación Galicia Sur.

Correspondencia: raquel.sanchez.santos@sergas.es

Lesiones gástricas, resección intragástrica, puerto único.

 

 Ver vídeo

Introducción:

La resección endoscópica de los pólipos gástricos con técnicas de elevación de la submucosa ha supuesto un gran avance; sin embargo, todavía tiene sus limitaciones y resulta muy complejo resecar lesiones grandes o situadas muy próximas al cardias por esta vía1. Aquellas lesiones gástricas potencialmente premalignas, que no pueden ser resecadas endoscópicamente por no disponer de endoscopia avanzada en el centro o por imposibilidad técnica, suelen ser tratadas mediante resección por vía laparoscópica1,2. La resección limitada gástrica por vía laparoscópica permite resecar lesiones premalignas pequeñas con bordes libres en la mayoría de los casos1,2. Sin embargo, el abordaje de lesiones subcardiales, de la unión esofagogástrica, o de la cara posterior en curvadura menor suponen un reto mayor y existe riesgo de estenosis o deformidad posterior si se realiza una resección limitada laparoscópica; por lo que a veces se opta por una resección mayor, incluso una gastrectomía total2,3.

En el vídeo se presenta una alternativa para este tipo de lesiones realizando una resección intragástrica utilizando un puerto único en tres casos diferentes.

Casos clínicos y técnica quirúrgica: ¿Cómo lo hacemos?:

TÉCNICA: Tras colocación de tres trócares ópticos se procede a una laparoscopia exploradora que descarte lesiones sincrónicas o carcinomatosis. Se realiza una gastrotomia de 2cm en curvatura mayor en cuerpo gástrico bajo. Mediante una incisión de aproximadamente 2-3 cm a nivel de hipocondrio izquierdo se introduce el dispositivo de puerto único en la cavidad abdominal, progresándolo posteriormente a través de la gastrotomía.

CASO 1: Pólipo subcardial de 1,5 cm de tamaño con biopsia de displasia severa. Afectación limitada a mucosa demostrada mediante ecoendoscopia. En la laparoscopia exploradora inicial se identifica lesión en curvatura mayor compatible con GIST de 1cm, no conocida previamente. Se realiza gastrotomía en cuvatura mayor próxima al GIST, con posterior colocación de puerto único. Se procede a elevación del pólipo mediante la inyección submucosa de suero y adrenalina mediante aguja endoscópica. Se reseca el pólipo hasta el plano muscular con márgenes amplios. La cirugía finaliza con la sección de la zona que abarca la gastrotomía y el GIST, mediante endograpadora. La anatomía patológica de las lesiones confirma el adenoma con displasia severa con márgenes libres y un GIST con bajo grado de mitosis. Buena evolución postoperatoria. Estancia 3 días.

CASO 2: Pólipo adenomatoso subcardial con displasia severa. Sospecha de afectación submucosa en ecoendoscopia. Laparoscopia exploradora sin hallazgos. Se coloca trócar único intragástrico, se procede a inyección mediante aguja de suero y adrenalina sin conseguirse sobreelevación de la lesión. Se realiza resección de pared completa a nivel de la lesión con margen sano. Se reconstruye el defecto mediante anastomosis esofagogástrica con sutura continua con hilo barbado, por abordaje intragástrico. Cierre de gastrotomía mediante endograpadora. Anatomía patológica: adenoma con displasia, márgenes libres. Buena evolución postoperatoria. Estancia 4 días

CASO 3: Paciente con antecedente de accidente de tráfico hace 10 años con rotura esplénica, gástrica y aórtica con reparación quirúrgica. En ingreso por sangrado digestivo alto es diagnosticado de lesión sobreelevada de 2 cm en cara posterior del cardias. En la ecoendoscopia se describe nódulo que parece depender de la muscular gástrica, compatible con GIST. Laparoscopia exploradora con adhesiolisis. Se coloca puerto único intragástrico. Se visualiza lesión de 1cm en cardias, procediéndose a sección completa de pared con márgenes. Durante la resección se produce comunicación con cavidad peritoneal, con pérdida de cámara gástrica. Se decide reparación del defecto gástrico por vía laparoscópica mediante sutura continua con hilo barbado tras movilización de la curvatura mayor. La anatomía patológica describe una lesión compatible con esplenismo intramural gástrico. Evolución postoperatoria favorable. Estancia 4 días.

Resultados:

En los 3 casos, la evolución postoperatoria fue favorable, con una estancia de 3-4 días. En el seguimiento, ninguno de los tres pacientes ha presentado clínica digestiva, estenosis, reflujo gastroesofágico ni recurrencia de la enfermedad.

Discusión:

El abordaje de lesiones gástricas situadas próximas a la unión esofagogástrica a través de un puerto único intragástrico es una opción segura y factible que permite la resección completa de la lesión con la mínima invasión, tal y como se muestra en estos tres casos1,3,4.

Para el tratamiento de las lesiones localizadas en la unión esofagogástrica, el cardias o la cara posterior de la curvatura menor, han sido descritas múltiples técnicas como la enucleación, la resección extragástrica, la resección mediante eversión transgástrica, la cirugía híbrida o la esofagogastrectomía1. Entre las lesiones tratadas con más frecuencia mediante este abordaje se encuentran los tumores estromales de origen gastrointestinal (GIST), habiéndose demostrado que la correcta resección (R0) con márgenes libres de entre 1-2 cm es el tratamiento definitivo, estableciéndose el abordaje laparoscópico como Gold Standard. Es clave evitar la ruptura tumoral durante la cirugía para evitar su diseminación peritoneal1-3.

La cirugía intragástrica o transgastrica ha supuesto una nueva opción terapéutica en lesiones localizadas en cara posterior, unión esofagogástrica o subcardial. De esta forma mediante el acceso a la cavidad gástrica se localiza la lesión mediante visión directa, con posterior resección de la misma con márgenes libres. No precisa de la movilización de la unión esofagogástrica y supone un abordaje ideal para lesiones de tipo endofítico, con un tiempo quirúrgico aceptable4,5. La extracción de la pieza a través del propio trócar evita el contacto con la cavidad peritoneal1,2.

Declaraciones y conflicto de intereses: no existen conflictos de interés entre los autores y la Revista Electrónica ACIRCAL.

 

Referencias bibliográficas:

1.- Ntourakis D, Mavrogenis G. Cooperative laparoscopic endoscopic and hybrid laparoscopic surgery for upper gastrointestinal tumors: Current status. World J Gastroenterol 2015; 21(43): 12482-12497.

2.- Siow SL, Mahendran HA, Wong CM. Laparoscopic transgastric resection for intraluminal gastric gastrointestinal stromal tumors located at the posterior wall and near the gastroesophageal junction. Asian J Surg. 2016 Feb 24. pii: S1015-9584(16)00002-6.

3.- De Vogelaere K, Van De Winkel N, Simoens C, et al. Intragastric SILS for GIST, a New Challenge in Oncologic Surgery: First Experiences. Anticancer Research 2013; 33(8): 3359-3363.

4.- Na JU, Lee SI, Noh SM. The Single Incisión Laparoscopic Wedge Resection of Gastric Submucosal Tumor. J Gastric Cander 2011; 11(4):225-229.

5.- Xu X, Chen K, Zhou W, et al. Laparoscopic Transgastric Resection of Gastric Submucosal Tumors Located Near the Esophgogastric Juntion. J Gastrointest Surg 2013; 17(9):1570-1575.

 

 

Descargar trabajo